top of page
LA NAVIDAD

En casi todo el mundo se celebra la fiesta de la navidad, según se dice en honor al nacimiento de Cristo. Pero... ¿es esto cierto? Veámoslo a la luz de la Palabra de Dios.

Iniciaremos manifestando que Jesucristo no nació el 25 de diciembre. Por medio de un estudio minucioso de la Santa Palabra de Dios podemos demostrar que esa fecha dista mucho de la fecha real en que Jesucristo nació.

La misma Enciclopedia Católica reconoce su incapacidad para determinar una fecha correcta, cuando literalmente dice: “Los Evangelios no proporcionan ayuda alguna acerca de la fecha del nacimiento de Cristo. Esto ha traído como consecuencia la fijación de fechas equivocadas a través de la historia" 

Tambien leemos enla Enciclopedia Católica:

“Clemente de Alejandría dice que ciertos teólogos egipcios "de manera bastante curiosa" indican, no sólo el año, sino también el día del nacimiento de Cristo, colocándolo el 20 de mayo.  Otros declaran que la fecha fue el 19 ó 20 de abril. Clemente, en su obra "De paschæ computus", escrita en el 243, da como fecha del nacimiento de Cristo el 28 de marzo. Pero Lupi ha demostrado que no existe un mes en el año, en el que respetables autoridades no hayan designado como fecha del nacimiento de Cristo”

 

Dirá usted ¿qué interesa la fecha si lo importante es celebrar el nacimiento del Redentor? Pues, si interesa; porque en toda la Escritura Sagrada no se ordena que sea celebrado el día del nacimiento de las personas, mas bien se dice que es “mejor el día de la muerte que el día del nacimiento”, léalo en Eclesiastés 7:1. Es por esto que nunca los hijos de Dios celebraron el cumpleaños de nadie, ni mucho menos el de Jesucristo. La misma Enciclopedia Católica lo ratifica al decir en ella:

“La Navidad no figuraba entre las primeras fiestas celebradas antiguamente por la Iglesia. Ireneo y Tertuliano la omiten en su lista de fiestas; Orígenes, afirma que, en la Sagrada Escritura sólo los pecadores, nunca los santos, celebraban la fecha de su nacimiento; Arnobio  incluso ridiculiza el "cumpleaños" de los dioses.”

 

Pero usted podría argumentar, no obstante lo aclarado anteriormente, que para demostrar el amor a Cristo se hace esta fiesta en su honor.

Realmente ¿cree usted que todo esto se hace en honor a Jesucristo?

Pues le diré que todo lo que en esta fiesta se hace es contrario a lo que Dios dice, y si no veamos: Esta celebración se realiza con bailes, comidas, bebidas, quema de pólvora, etc.; lo cual trae como resultados el adulterio, fornicación, pleitos, homicidios, glotonerías, borracheras, orgías, contiendas, deterioro del medio ambiente etc. ¿Será esto agradable a Dios?

Lea lo que El dice:

  • “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: Adulterio, fornicación, inmundicia,... idolatría,... contiendas, disensiones,... homicidios, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas; acerca de las cuales os amonesto... que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” Gálatas 5:19-21.

  • ... y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos,... y de destruir a los que destruyen la tierra.  Apocalipsis 11:18

  • Oye, hijo mío, y sé sabio, Y endereza tu corazón al camino. No estés con los bebedores de vino, ni con los comedores de carne; ...”Proverbios 23:19-21

 

Por otro lado, en esta fiesta se incrementa la mentira.

Como ejemplo le preguntaré: Sinceramente ¿usted cree que San Nicolás le trae los regalos a los niños?...No verdad?... Entonces ¿por qué no decir la verdad a nuestros hijos?

Y que de la “noche buena”. ¿Será “noche buena” la del 25 de diciembre como se dice? Solo lea los periódicos del día 25 y dése cuenta, cuantos muertos hubo esa noche por causa del alcohol.

Por eso Dios nos advierte:

  • ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! Isaías 5:20

 

¿Recibirá con agrado Jesucristo esa honra? 

El mismo dice:

  • Gloria de los hombres no recibo. Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros. Juan 5:41-42

  • Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Marcos 7:7

 

¿Cuál debe ser nuestra actitud ante esta fiesta?

Si usted es temeroso de Dios debe atender Su llamado:

“... Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso”  2ª. Corintios 6:17

CONTROVERSIAS RELIGIOSAS

Actualmente, han surgido tantas organizaciones religiosas, lo cual ha propiciado grandes controversias; pues cada una de ellas asegura ser la verdadera iglesia; llamando a las otras, sectas satánicas y a sus dirigentes, falsos profetas o anticristos.

 

Estas acusaciones se hacen sin base en las Sagradas Escrituras; ya que si los acusadores volvieran la mirada a los Escritos Divinos, comprobarían que tales acusaciones se revierten a sí mismos.

¿Por qué no buscar en la Palabra del Altísimo, quienes realmente son los anticristos o falsos maestros?

El Señor Jesucristo manifestó que en los tiempos finales, vendrían falsos Cristos y falsos maestros que engañarían aún hasta los escogidos: Mateo 24:24. Esto se está cumpliendo ahora; pero...¿Cómo reconocerlos? Jesucristo mismo nos da la respuesta: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. Mateo 7:15-16. Es por sus frutos que se reconocen.

La mayoría de las organizaciones religiosas, que acusan de falsas a las otras, tienen frutos contrarios a los que Jesucristo pedía que tuviésemos. Lea en Juan 14:15, donde Jesucristo manifestó claramente: Si me amáis, guardad mis mandamientos”  ¿A qué mandamientos se refería? El mismo contesta: A los mandamientos del Padre. Lea Juan 12:49-50. Entonces todo aquél que no obedece los mandamientos de Dios y así enseña a los demás es un falso profeta.

Para ser más específicos veamos algunos de los mandamientos de Dios, que muchos de los acusadores no están cumpliendo:

1.- “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni la honrarás;...” Éxodo 20:4-5.

¿Cumplen las organizaciones acusadoras con este mandamiento? ¿No ha visto usted los templos llenos de imágenes?

2.- “Acuérdate del día Sábado para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para el Eterno tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo el Eterno los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, el Eterno bendijo el día Sábado y lo santificó.” Exodo 20:8-11.

¿Se cumple con este mandamiento?... Pues no. Más bien se ha atendido el mandamiento del hombre, al cambiarlo por el domingo.

3.- “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es al Eterno tu Dios cualquiera que esto hace” Deuteronomio 22:5.

Los que dicen predicar el Evangelio, fomentan el uso del vestuario del sexo opuesto; específicamente, el uso de ropa de varón por la mujer.

4.- “Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.” 1a. Corintios 14:34.

¿Lo cumplen los acusadores?... Vea usted cuantas mujeres arengando las congregacio-nes, hay en estas organizaciones; en plena contradicción a los Mandamientos Divinos.

5.- “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios” 1a. Pedro 3:3-4.

¿Esto es cumplido por los que acusan a otros, de falsos?... Pues tampoco. Comprué-belo usted mismo y vea como los delicados cuerpos, de los que se dicen enseñadores del evangelio, están ataviados de resplandecientes anillos, cadenas, aretes, etc. En plena violación al mandamiento Divino.

Los mismos que acusan a otros, de falsos maestros, son transgresores de estos Mandamientos Divinos. ¡Qué fácil es juzgar sin ver su propio interior! Jesucristo decía: “ ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?: Mateo 7:3.

¿No cree usted que es mejor dedicarse a escudriñar las Santas Escrituras y así hacer la voluntad del Eterno, en vez de señalar de falso a otro, sin tener fundamentos en que basarse? Como esto no lo harán los dirigentes religiosos de este mundo, nosotros le sugerimos que lo haga usted, y así alcanzar las promesas del Todopoderoso.

ESTATUAS BABILÓNICAS

Hace aproximadamente 2600 años, hubo en la Babilonia antigua un rey llamado Nabucodonosor, que hizo levantar una estatua de oro, con el fin de que fuese adorada por toda su nación. Esta historia puede leerse en el libro del profeta Daniel en el capítulo 3. En este relato histórico se nos dice de la estatua lo siguiente:

- Su altura era de aproximadamente 27 metros (60 codos, como dice el relato, equivale a esto): Daniel 3:1

- Que fue dedicada ante la presencia de lo más selecto de la sociedad (gobernadores, capitanes, magistrados, etc): Daniel 3:2-3

- Dedicada con todo tipo de instrumento musical: Daniel 3:4-5

- Hecha en honor a un dios: Daniel 3:14.

 

En la actualidad, también los dirigentes de la Babilonia moderna erigen estatuas, con características similares: majestuosas en tamaño, dedicadas con todo tipo de instrumento musical y delante de una sociedad selecta (gobernantes, civiles, militares, magistrados, etc); y en honor a un “Dios”; según se dice, en honor a Jesucristo. Muchos han creído que es a Cristo a quien se honra, con esas estatuas, pero realmente no es así. Veamos por qué:

 

Generalmente lo presentan como un hombre de cutis muy terso, de cabello largo y de vestiduras largas.

¿Era CRISTO realmente así? Pues no. El mismo criticó a los hombres que vestían ropas largas: Marcos 12:38, y su apóstol Pablo dijo que era deshonroso que el hombre se dejara crecer el cabello: 1a. Corintios 11:14; además Jesucristo era carpintero no era hombre de oficina para ser de tez fina: Marcos 6:1-3.

Se dirá entonces, cambiemos esa imagen por la verdadera.

Tampoco sería correcto porque el Dios Todopoderoso nos dice en su palabra que no debemos hacernos imagen de El, ni de nada, lea en las Sagradas Escrituras los siguientes textos: Exodo 20:4-5, Deuteronomio 4:15-16, Romanos 1:22-23.

 

¿Cuál debe ser nuestra actitud ante esas estatuas?... Pues la misma de aquellos siervos de Dios que estaban esclavizados en la antigua Babilonia: Prefirieron ir al horno de fuego, antes que rendir tributo a la estatua. Lea esta historia en el libro de Daniel capitulo 3 versos 8-26.

 

Dios nos ordena que salgamos de la Babilonia: Apocalipsis 18:2-4

 

Por eso nosotros digamos como Josué: “Y si mal os parece servir al Eterno, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron nuestros padres,... pero yo y mi casa serviremos al Eterno.” Josué 24:15.

 

Si quiere hacer suyas esta palabras, acérquese a nuestras reuniones para que juntos sirvamos al Eterno .

LOS DIEZ MANDAMIENTOS

A pesar de que los Diez Mandamientos constituyen la Ley fundamental del Todopoderoso, no son conocidos por los que se denominan cristianos. A continuación, se los mostramos tal y como se presentan en las Sagradas Escrituras:

 

1.- No tendrás dioses ajenos delante de Mí.

 

2.- No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni la honrarás; por que yo soy el Eterno tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

 

3.- No tomarás el nombre del Eterno tu Dios en vano; porque no dará por inocente el Eterno al que tomare su nombre en vano.

 

4.- Acuérdate del día Sábado para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para el Eterno tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo el Eterno los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, el Eterno bendijo el día Sábado y lo santificó.

 

5.- Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Eterno tu Dios te da.

 

6.- No matarás

 

7.- No cometerás adulterio.

 

8.- No hurtarás.

 

9.- No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

 

10.- No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

 

                                                              Exodo 20:3-17

bottom of page